Como la Cuarentena logró que la naturaleza muestre su mejor versión en Bolivia

| |

Este tiempo que permanecimos en casa generó un cambio en nuestra forma de vida, en el medio ambiente y la naturaleza que nos rodea. La cuarentena nos mostró su lado positivo con el gran e inesperado efecto que tuvo en el medio ambiente.

La fauna silvestre y la naturaleza muestran su faceta más resplandeciente en Bolivia con capibaras en condominios y caudales contaminados que poco a poco van recuperando su belleza.

En esta imagen podemos ver capibaras o capiguaras en el condominio Urubó Golf, después canales en la ciudad de Santa Cruz con peces, fenómenos que se han producido en Bolivia por causa de la cuarentena.

La naturaleza ha regresado a lugares en los que ya no se asomaba y menos habitaba, esto se debe a que los vecinos se quedan en sus casas y ya no se bota tanta basura como sucedía antes de la cuarentena.

https://www.paginasiete.bo/u/fotografias/fotosnoticias/2020/4/3/306945.jpg

Vemos al río rocha con un caudal cristalino como no se veía hace mucho, ya que depositar desechos de cualquier tipo a los caudales de los ríos o cualquier fuente de agua ha sido lamentablemente algo que las personas han venido realizando de forma constante. No obstante, el caudal del río Rocha ahora muestra en buena parte de su trayecto lo que la ausencia de malos hábitos puede generar.

Otra de las grandes ventajas que ha traído la cuarentena ha sido la gran cantidad de avistamientos de diferentes especies de aves en lugares nunca antes vistas

Las drásticas medidas de confinamiento social que han sido adoptadas en Bolivia, con el fin de evitar la propagación del Coronavirus, han repercutido en rápidas y significativas reducciones de la contaminación atmosférica y posiblemente salvando vidas en el proceso. Resulta tener, que entre todo lo adverso de la crisis actual, se desenvuelven una serie de efectos positivos.

Las pandemias son, terribles eventos a los que nos tenemos que adaptar, pero también son circunstancias de las que podemos aprender y mejorar. No podemos hacer suficiente énfasis en la importancia de hacer cumplir las regulaciones de contaminación del aire, después de la crisis COVID-19, para proteger la salud humana y la del ecosistémica.

Se espera que la conciencia colectiva sobre los beneficios de una buena calidad ambiental en las ciudades se materialice en mejores hábitos cotidianos, desde la actividad personal hasta el comportamiento social y estatal, con especial énfasis en el cuidado y la conservación urgente y prioritaria de los ecosistemas de los que se depende: bosques, ríos, lagos, y otros sistemas.

La respuesta postcrisis del COVID-19 debe prever no continuar agravando el estado de la contaminación, la deforestación y las pérdidas de hábitat y biodiversidad. Para esto, se requiere urgentemente conservar las áreas megadiversas y protegidas, fortalecer el control de las emisiones de fuentes móviles, potenciar el de uso de bicicletas y el garantizar el monitoreo de la calidad del aire ampliando la medición a todas las ciudades del país.

Esperemos que ahora que las medidas adoptadas por la cuarentena serán flexibilizadas en gran parte del territorio la naturaleza no pierda el espacio que fue ganando durante este tiempo y que después de todo lo que nos tocó vivir tomemos conciencia que nuestras acciones tienen un impacto trascendental en el medio ambiente y por tanto afectan la calidad de vida que tenemos en el lugar donde vivimos

Cuidemos nuestro planeta porque es el único hogar que tenemos…

Comentaros
Previous

Héroes sin capa: «rescatando peluditos por Patitas Descalzas»

Clicket.bo: ¡La mejor manera de acudir a diferentes eventos sin salir de casa!

Next